CasinodeOrientacion CasinodeOrientacion en YouTube

Trucos de Bingo

Bingo

Bingo

Es muy probable que no haya un juego tan arraigado en el subconsciente colectivo de la gente como el bingo. Vaya donde vaya, en cualquier rincón del mundo, encontrará bingos y bingueros. Es un juego del que ya disfrutaban nuestros abuelos, incluso en ámbitos familiares, y que, hoy en día, triunfa en los casinos de todo el mundo.

Seguramente, el secreto del bingo sea su simplicidad. Es un juego divertido y adictivo, que no requiere grandes esfuerzos intelectuales y que puede ser jugado mientras se conversa alegremente, o se toma una copa (accede a nuestra Guía de Bingo). De hecho, hay muchísimos jugadores de bingo entre las personas mayores. Precisamente porque permite disfrutarse en sociedad, sin grandes inversiones económicas, pero con una elevada probabilidad de salir premiado. Y los premios del bingo pueden llegar a ser muy considerables.

Si usted está buscando trucos de bingo mágicos que le permitan ganar siempre en el bingo, olvídelo, no los encontrará. No hay estrategias de juego que le permitan aumentar sus posibilidades de cantar una línea o un bingo. Lo más que hallará, será una larga lista de supersticiones, muy comunes, por otra parte, entre los aficionados a este juego. Sin embargo, si le puedo dar unos consejos básicos que, sin duda, van a repercutir en su cuenta de resultados mensual.

Como decía al principio, el bingo es un juego eminentemente social. Incluso si juega en un casino online, éste pondrá a su disposición salas de chat en las que podrá compartir las idas y venidas del juego con sus compañeros de sala. Por eso, mi primer consejo es que elija una sala –real o virtual- que le resulte cómoda. Usted debe sentirse cómo, como si estuviera en el sofá preferido de su casa. Hay cientos de salas de bingo, elija la que mejor se adapte a sus características, tanto personales como financieras.

Los premios del bingo pueden llegar a ser enormes (sobre todo, si hay por medio botes o pozos). Adecue sus objetivos a su caja y elija la sala de bingo que mejor se adapte a su bolsillo. Jamás dedique más dinero del que tenía previsto gastar. No importa lo cercano que piense que está su bingo. Limite sus pérdidas, pero no sus ganancias. Maximice sus rachas, pero siempre guarde el dinero que gana, ese dinero no se gasta. De esta forma, si llega a ganar algo durante la velada, ya no podrá perder toda su caja.

Jamás intente jugar más tarjetas de las que puede controlar. Las bolas del bingo aparecen raudas y, si usted sufre para vigilar todos sus cartones, estará sembrando en tierra hostil. La primera regla del jugador que pretenda ganar –al juego que sea- es controlar la situación. No tema, siempre podrá gastar su dinero comprando más cartones la siguiente ronda de juego. Un rasgo muy común de los jugadores de bingo que pierden, una noche tras otra, todo su dinero, es que no son capaces de surfear las rachas. La ansiedad es uno de los peores enemigos del binguero. Si no puede aguantar el ir perdiendo dinero durante largo rato, no debería pisar una sala de bingo. No intente dar la vuelta a la noche comprando demasiados cartones, no busque torcer su racha en un sólo golpe. Mantenga la calma y estire todo lo posible su caja, de forma que cuando su línea -o su bingo- lleguen, le encuentren aún en la sala (y con dinero en el bolsillo).

Recuerde que lo más importante en juegos de esperanza matemática negativa es saber retirarse cuando se va ganando. Normalmente, si su actitud es correcta y sigue estos consejos básicos, usted va a encontrarse muy cerca del equilibrio. Si arriesga más cuando más tiene –a ser posible con dinero del casino- tendrá muchas ocasiones en las que se encontrará por encima de esa línea de equilibrio. Habrá vencido al azar y a la esperanza matemática negativa. Es momento de irse. O de tomarse algo, conversar tranquilamente y disfrutar de la velada, sabiendo que lo que ha ganado ya no se lo podrán quitar.

A pesar de la simpleza de las reglas del bingo, si no ha jugado mucho o necesita asimilar la operativa del juego y sus ritmos, practique. Encontrará cientos de salas de bingo online donde entrenar, sobre todo su actitud. Como decía al principio, el bingo es un juego muy adictivo, y es muy fácil dispersarse en lo accesorio y dejar a un lado lo importante.